Saltar la navegación

5. Otra normativa estatal que también afecta a Open Data (2/2).

Ley Orgánica 15/1999

Enlace a la normativa

Informe jurídico

Enlace al informe

Al igual que sucede con la normativa Europea que hemos visto anteriormente, existe también normativa estatal en cuanto a la protección de datos de carácter personal. Se trata de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal que también se debe tener en cuenta.

Según esta Ley no deben hacerse públicos aquellos datos de carácter personal, es decir, aquellos datos que podrían hacer posible la identificación de una persona. Por ejemplo: nombre y apellidos, dirección postal o electrónica, teléfono, fax, DNI, Nº Seguridad Social, fotografía personal, firma, dirección IP, etc.

También podrían publicarse estos datos siempre que se disociaran de los datos personales (p.ej. eliminando de la información el nombre de las personas). La disociación implica que los datos pierden su condición de personales y dejan de estar vinculados a un titular concreto.

También existe otro tipo de datos de carácter personal especialmente protegidos, como son: ideología, afiliación sindical, religión, creencias, origen racial, salud, vida sexual o infracciones penales o administrativas, que no conlleven la amonestación pública del infractor, que sólo podrán hacerse públicos con el consentimiento expreso del afectado.

Si no se consiguiera el consentimiento del afectado, también podría establecerse una ponderación entre el menor daño causado entre el derecho a la protección de datos y el legítimo derecho de los ciudadanos a acceder a información pública.

Dicha ponderación la realizan los servicios jurídicos de las administraciones, que emiten un estudio para determinar la viabilidad de la publicación de los datos. (ver ejemplo adjunto relativo a datos acerca de arrendamientos urbanos y a las prestaciones de la PAC). En el estudio adjunto se concluye que prevalece el interés público y los datos en cuestión podrás estar disponibles en Aragón Open Data.

Finalmente, es preciso apuntar que los datos de empresas no se consideran datos de carácter personal, al igual que ocurre con cierta información de empleados públicos que tampoco está considerada como tal.